Cristianos de Irak se oponen a ley de islamización de menores

Cientos de personas de credos diversos se han manifestado frente a la representación de la ONU en Erbil (capital del Kurdistán iraquí) contra una ley que impone a los hijos la religión musulmana cuando uno de sus padres se hace seguidor del islam.

En la manifestación participaron cristianos, yazidíes y otras minorías, así como políticos y representantes de la sociedad civil. La delegación fue recibida por funcionarios de la ONU a quienes entregaron un memorándum que advierte la inconstitucionalidad de esta ley. Según los delegados, los funcionarios de las Naciones Unidas aseguraron que exigirán al parlamento iraquí que modifique esta ley. Sin embargo, ya en las semanas pasadas parlamentarios cristianos, presentaron una propuesta para establecer que en el caso de que uno de los padres se convierta al Islam, el menor debe permanecer en la religión originaria hasta cumplir los 18 años de edad, después de lo cual podrá decidir a cuál credo pertenecer en plena libertad de conciencia.

Este proyecto fue rechazado por la mayoría de representantes iraquíes el 27 de octubre por aplastante mayoría. Varios representantes cristianos han advertido que esta norma implicaría la extinción del cristianismo en el país.

El levantamiento del autodenominado Estado Islámico ha afectado de forma muy negativa a la seguridad de las minorías religiosas en Irak. En los dos últimos años miles de cristianos han huído de la guerra. Aquellos que han permanecido en sus hogares, sufren presiones del ambiente y de los mismos gobiernos. Aunque la constitución de Irak respeta la libertad religiosa, leyes como esta demuestran la presión que desde grupos islámicos se hace para limitar el proselitismo o para favorecer a la religión musulmana sobre otras creencias.

Los comentarios están cerrados.